jueves, 1 de mayo de 2008

Larga vida al Rey

Una de las eternas cuestiones del rock, ¿está vivo Elvis?



No es porque lo diga Andrés Calamaro, 50 millones de fans no pueden estar equivocados. El Rey del Rock’n’Roll no murió a los 42 el 16 de agosto de 1977; todo eso es lo que los medios de comunicación contaron. La verdad es muy distinta y las pruebas de la falsa muerte de Elvis Presley son evidentes.

Basta con mirar su tumba en Graceland donde figura el nombre de “Elvis Aaron Presley”; pues bien, según su partida de nacimiento y otros documentos, el segundo nombre del Rey no es “Aaron” sino “Aron”, el nombre de Elvis está mal escrito en su propia lápida, ¿por qué es así? Porque el verdadero Elvis no está allí. Además, el cantante quería ser enterrado junto a su madre y su tumba está entre su padre y su abuela, ¿por qué no se respetó este deseo?

Presley pesaba 250 libras (113 kilos) cuando falleció, sin embargo, en su certificado de defunción su peso era de 170 libras (77 kilos). Este certificado desapareció y sólo se conserva una copia del original. Además, hasta la fecha nadie ha cobrado su seguro de vida. En Estados Unidos no es ilegal fingir tu muerte, sin embargo, lo que no puedes hacer es fingirla para cobrar el seguro. ¿Acaso no quería cometer un delito?

Las personas que quisieron despedir al Rey en su funeral dijeron que el ataúd estaba demasiado frío. De ahí, dedujeron que lo que se encontraba dentro era un muñeco de cera que debía mantenerse con aire acondicionado. Incluso se comentó que las manos estaban tan lisas que parecían artificiales, que las cejas estaban arqueadas de manera antinatural y que se le desprendió una patilla. La presidenta de uno de sus clubes de fans se dio cuenta del cambio y exclamó: «Este no es Elvis». Entonces, Vernon Presley, el padre, respondió: «Elvis se encuentra observando su funeral desde el segundo piso de la mansión». Parece que Calamaro va a tener razón. ¡Uy, qué sospechoso!

Aunque lo que más hace sospechar fue lo sucedido dos horas después de que su muerte fuera anunciada. Un hombre llamado John Burrows compró un billete de avión para viajar a Buenos Aires; John Burrows fue el alias que empleaba Elvis Presley. Por si fuera poco, un día después de su muerte, una de sus ex novias recibió una rosa de parte de Lancelot; éste era el apodo que utilizaba con ella durante su relación y sólo lo conocían ellos dos. ¡Ay, qué pillín, este Elvis…!

Multitud de fans aseguran haberse cruzado con él en los lugares más inesperados del mundo según publicó la BBC: desde Estados Unidos (en una gasolinera en Montana, leyendo poesía en la Universidad Estatal de Pensilvania y de autostopista en Texas) hasta Europa (en un supermercado en Cambridge, en una pizzería en Southampton y en una oficina de Oslo), pasando por Australia, donde se le vio trabajando de camionero en Tasmania. A parte de la BBC, otra persona afirma haber visto al Rey del Rock en un restaurante del Rey de la Hamburguesa. Hasta puede que Presley sea tu vecino de enfrente y aún no te hayas dado cuenta.

¿Por qué fingió Elvis Presley su muerte? El Rey perdió 10 millones de dólares en un negocio inmobiliario con la organización La Fraternidad, un grupo relacionado con la Mafia. Se supone que Elvis ayudó al Gobierno a desmantelar al grupo a cambio de una nueva identidad a partir del programa de protección de testigos para así resguardar a su mujer y a su hija. También se rumorea que el 15 de agosto Presley había hecho un acuerdo con el presidente Nixon y la DEA (el Departamento Antidroga) para colaborar en una lucha contra estas sustancias. Al día siguiente, y dos horas antes de su “muerte”, un helicóptero de la DEA aterrizó en Graceland y rápidamente volvió a despegar. ¿Con Elvis Presley dentro?

Tras la “muerte” del artista, apareció en escena un cantante enmascarado, Jimmy Ellis, conocido como Orion (por cierto, murió en 1998) que ofrecía conciertos muy parecidos a los de Elvis. ¿Sería el auténtico Elvis Presley que, como cualquier superhéroe, pensaba que ocultando su rostro no se le reconocería? ¿O simplemente era uno de sus innumerables imitadores? La verdad, es que el parecido en la voz es evidente.



Todo el caso de la muerte de Elvis va mucho más allá. Otra teoría dice que la familia de un fanático apellidado Scott y enfermo de cáncer terminal recibió una importante cantidad de dinero a cambio de la suplantación de personalidad. Scott fue sometido a operaciones de cirugía estética y asumió la identidad de Elvis hasta que murió. De esta manera, el Rey podía continuar su vida de forma anónima. Un misterio digno de Iker Jiménez, ¿verdad? Hasta su programa le ha dedicado un espacio con una teoría todavía más rocambolesca; esta vez relacionada con Jesse Garon Presley, su hermano gemelo que murió al nacer.



En una última especulación, se supone que Elvis Presley falleció el 14 de mayo de 1993 por un coma diabético. ¿Al final qué pasa?, ¿está muerto?, ¿no está muerto?, ¿está de parranda? ¡Qué importa! El Rey del Rock’n’Roll es inmortal y vivirá eternamente gracias a su música.

Quizá en Memphis lo sepan todo, pero es gente muy discreta y no dicen nada. Será mejor así.

Nos veremos en el Lado Oscuro del Rock...

4 comentarios:

albabla dijo...

¡¡Estupenda entrada Héctor!!

Yo como fan de Elvis sigo manteniéndome firme en la postura de que está vivo. ¿Quién sabe? Tal vez un día me lo encuentre en el Eroski haciendo la compra...


PD: Decimoquinta vez que intento postear y no me deja

Mister Pink dijo...

Muchas gracias y bienvenida, Albabla.

¿Quién sabe? Tal vez algún día te lo encuentres haciendo la compra... O tal vez te lo hayas encontrado ya y no lo sepas.

Si coincides con él, dile que pare ya de sacar recopilatorios y que edite algún disco nuevo.

Anónimo dijo...

Una cosilla. El presidente Nixon en 1977?

Mister Pink dijo...

Buena observación, Anónimo. Tendré que volver a revisar los datos.

Un saludo desde El Lado Oscuro del Rock.